¿Qué pasa con los cuarentañer@s en el mercado laboral?

 

A medida que pasa el tiempo y como humana que soy  no es novedad que a veces me agarren esos días que todo lo ves negro y tormentoso.

Saben que me dedico a modo freelance tanto como  Community Manager y algunos trabajos de administración puntuales en algunas empresas  pero lo que ingresa no es suficiente para cubrir necesidades elementales y tampoco es constante por lo que si, busco trabajo, como les comenté en este artículo de herramienta para chequeo de emails en gmail, y que es mas que evidente que mi edad influye y mucho.

Recuerde que en uno de mis blogs escribí un artículo al respecto, de que a los mayores de 40 ya no nos toman en cuenta . Las medidas que se fomentan son para contratos basura y para jóvenes que ya ni eso, porque generalmente piden con experiencia previa, así que los chicos y chicas que quieren incorporarse al mercado laboral y nunca han trabajado tampoco tendrán muchas posibilidades.

Pero hoy me enfoco a los de mi generación y mas allá. (Y a los de 35 también, si) Y voy a hacer prácticamente un copypaste (ya se que no es correcto, pero es mi propio artículo y otro blog mio,  en definitiva) como artículo de opinión y me gustaría que muchos de mis lectores que atraviesan por lo mismo, dejen algún comentario. Ahí va:

 

Hoy se buscan jóvenes, con títulos universitarios y listado de máster, pero  para preparar hamburguesas o limpiar en hoteles ó para atender al público o encuestas de una hora.

Los mayores de 40 somos “viejos”.

Sin embargo creo que el departamento de recursos humanos de las compañías se equivoca y mucho. Indudablemente que los conocimientos hacen mucho, títulos, posgrados y máster, pero eso no te da la experiencia de saber como conducir un equipo o de solventar rápidamente situaciones límites o incidencias o saber llevar un grupo mediante motivación y aliento que necesita para alcanzar los objetivos.

Los cuarentañer@s, estamos para eso, para reconducir a los jóvenes y enseñarles el proceso de “vivir”.

Podríamos ser como los segundos papás y mamás cuyo apoyo,  les permitan  ir alcanzando metas y seguridad en sí mismos y aportar un ambiente mas contenedor emocionalmente y con ello ir adquiriendo conocimientos del trabajo, que no te lo da ningún máster, eso lo aprendes en cada año de trabajo acumulado en tu vida.

Una empresa con un ambiente enriquecedor, donde interactúen  jovencitos y adultos aprendamos unos de otros, porque nosotros, también aprenderemos de ellos y mucho!

Implicaría un ambiente acogedor que conlleve a la consecución mas efectiva de los objetivos de la empresa.

Creo que las grandes empresas y medianas, solo miran por su eficiencia económico-financiera, que si, que es correcto, pero no tenemos en cuenta algo tan importante como  la eficiencia emocional, eso conlleva a lo anterior, porque estamos pasando por alto, un principio fundamental para “entender”  que es una empresa.

Mas allá de conceptos universitarios y financieros, una empresa es un ser VIVO, porque se compone esencialmente de seres humanos y como tales, seres vivos. Y tendrá el carácter que le queramos dar.

En las empresas de los países nórdicos se cuida al empleado. Será un poco mas frío, pero tienes lugar para hacer gym, (en algunas te obligan, cosa que ayuda a mantenerte en forma tanto física como mentalmente), salas de relax, de siesta etc. Quieren que los empleados estén cómodos y felices.

Es una pena no tomar estas referencias para estimular el buen funcionamiento y el carácter de la empresa. Si volvemos a retomar el tema de que es necesario que haya personal con trayectoria, hablando de mayores de 40 para  arriba, para orientar, aconsejar, motivar, estimular, concienciar, a los jóvenes, estamos encauzando los proyectos hacia adelante. Somos los que impulsamos y encaminamos, los jóvenes serán los disparadores y quienes lograrán mediante sus propio potencial (previamente estimulado por los cuarentañer@s) llegar a la meta deseada, para ellos mismos y para la empresa.

No creo que seamos obsoletos, somos el alma de la empresa, la que ayuda a dar vida, a cargar a los nuevos “proyectiles” la fuerza y la orientación para llegar al objetivo en los proyectos empresariales.

Empresarios, están desperdiciando un gran potencial al descartar a los cuarentañer@s, por ahorrar en seguridad social y en salarios mínimos, pagando miseria a jóvenes profesionales que en el fondo, se sentirán frustrados porque han estudiado tanto para NADA, porque vuestro puesto es una mierda y no lo vale para el potencial que ellos tienen guardado en sus cerebritos. Eso no las harán mas productivas en un sentido amplio, porque puedes contratar a un Licenciado en Económicas pero si no sabe vender, por que le pagues 400€ no venderá ni un alfiler y si los presionan, serán nulos completamente y entonces, lo que harán es producir seres humanos profesionales con una autoestima por los suelos.  Generan competencia desleal entre los participantes y compañeros de  equipos o grupos de trabajo, que no ayudará a nada, será un servicio nefasto porque cada uno mirará por sí mismo. No saben trabajar en equipo, no hay estimulación, motivación y ambiente acogedor, será como ir a la selva a comerse entre caníbales.

Eso no es una empresa, eso es un monstruo viviente. Si la empresa por dentro, no esta sana, porque no están “sanos” los empleados, no esperes milagros… Tarde o temprano, deberán reestructurar la empresa y volverán a cometer el mismo error, porque el problema no está “normalmente” en las personas en sí, sino, en la forma que se las conducen. Somos seres emocionales y la empresa es un ente emocional también, por el hecho de que esta compuesta de seres emocionales.

Es nuestro momento de dar lo mejor de sí y de que las grandes empresas, deban ampliar su visión como tal, tomando la empresa no solo como un número sino como un ente VIVO…

CUARENTAÑER@S AL PODER!!!!!!!

 

Soy toda ojos para leer vuestros comentarios 🙂 Buen finde!