De programas económicos y discusiones vanas

Hoy voy a dar la lata. Aunque tengo pendiente algunos artículos de herramientas y datos de interés de mi temática usual, hace días que tengo esto para escribir y se que generaré cierto debate.

Y es que estoy muy indignada. Hasta donde hemos llegado con el desprecio por el prójimo y ese afán y placer de pisotearlos hasta verlo sangrar… y más entre profesionales.

Y se trata de la poca profesionalidad de los debates televisivos y las críticas huecas, a un programa económico de un grupo político, si, el de Podemos, del cual podemos estar o no en sintonía con sus proclamas y propuestas pero me parece que la ciudadanía española merece mejor nivel de discusión y lo mismo, para los profesionales que han dedicado su tiempo en elaborar un proyecto y darlo a difusión pública, cosa que NO se le ha exigido al resto de los partidos políticos ni la gran mayoría de la población  nos hemos calentado el coco en averiguar ni leer.  Y muchos de esos programas, mantienen cierta sintonía con respecto al programa de Podemos. Nos Guste o no nos guste, realmente somos hipócritas.

Recientemente hemos escuchado con respecto de las nuevas ayudas a los parados de larga duración que no cobran ningún tipo de prestación y me llama la atención que curiosamente este grupo el “del coletas” hayan propuesto una renta básica para aquellos que no reciben nada machacándolo de populistas y demagogos y ahora resulta que el gobierno larga una tanda (una miseria humillante a mi modo de ver pero urgentemente necesaria aunque hay que aclarar que no todos los desempleados de larga duración podrán beneficiarse de ella)  pero lo mas terrible es que el gobierno según este articulo de El Pais  afirma sin ningún pudor que se mantendrá vigente hasta las elecciones (o sea, después a los desempleados que le den por culo)

Volvamos al programa de  La Sexta Noche, el pasado sábado 29-11-2014,  había sido invitado al catedrático Dr. Juan Torres López, quien aceptó ofreciéndose a explicar el documento de análisis y sugerencias y como bien aclaran en el prólogo del mismo, NO ES un programa económico, sino que es una base para partir de ahí, sentarse a discutir y negociar con las partes interesadas, como ser, patronal, sindicatos, asociaciones de autónomos, empresas, inspectores de hacienda, etc. Con lo cual, mucho de lo allí sugerido, muy probablemente, será modificado.

A mi me interesaba ver el programa esa noche para escuchar a este economista, porque ha creado gran expectación su documento y porque vengo siguiendo mas o menos su trayectoria de ideas para mi novedosas para el ambiente neoliberalista en el  que siempre he vivido y he estudiado en la Universidad, desde los años 80/90, cuyas medidas a llevado a un empobrecimiento de la población y que luego de privatizar todo, nada ha sido para beneficio del ciudadano, todo eran negocios entre grandes empresas, bancos y políticos.

Pero mas que una invitación amable a explicar, fue a que lo descarnasen de una manera indignante propia de encuentros de marujas, PARA MI OPINIÓN. Yo esperaba que los tertulianos, que de cabeza iban a criticar cada punto propuesto, darían una argumentación profesional del motivo por el cual tal punto no es viable. Pero no..

Por otra parte, rescato y me saco el sombrero por la disposición, paciencia y humildad con la que el economista y catedrático de Economía Aplicada Dr. Juan Torres , se ha dirigido  los tertulianos y al programa en sí por la manera tan desvergonzada con la que han tratado el asunto.

España vive una situación dramática y cada día vemos que salen a la luz, casos de corrupción y discursos o citas irrespetuosas de autoridades gubernamentales tanto a nivel nacional como regional  y que parecen que nos toman de tontos. Pero tenemos lo que merecemos.

En esos programas sale la España profunda, la que no le interesa salir del escollo, es la España del  “y tu más”, la de buscar siempre lo malo del otro y no lo podrido que tienes dentro de tu casa , la de la crítica barata sin contenido sustentable antes de explicar nada. El tema es agredir, insultar, humillar, mentir, desautorizar pero poco colaborar, aunar, respetar, debatir constructivamente.

Que podemos esperar los españoles , de nosotros mismos, si nos dejamos llevar por los “corre ve y dile” sin buscar información fidedigna, repetimos como loritos lo que los medios de difusión  inducen constantemente y machacan. A  mi que carajo me importa si asesoró a Chávez, como bien contestó el Dr. Torres López  al Sr. Edurdo Inda, “¿acaso usted sabe en qué he asesorado?” Remarcar este dato como si fuera lo único que ha hecho en su vida como catedrático, eliminando de un plumazo todo su historial profesional, haciédolo culpable de que en Venezuela hayan enviado a asesinar personas en manifestaciones o que por su culpa hoy Venezuela tenga un desabastecimiento de  productos en los supermercados. Tenemos la capacidad intelectual para discernir este tipo de cosas, por favor o es que todavía somos tan infantiles que necesitamos que nos lo den todo cortadillo y masticadito sin saber lo que nos dan de comer?

Un debate sano,  políticamente correcto y profesional hubiera sido que economistas (que por cierto allí había y me extraña ese comportamiento descerebrado) de los diferentes partidos políticos criticaran o argumentasen profesionalmente, por que tal o cual punto es inviable y a su vez, esperar la respuesta y analizar si es convincente o no.

A mi me interesaría saber si estamos a la altura de un tipo de programa televisivo de debate de calidad. Ya basta de griterío, pisarse uno con otro, faltar el respeto, y repetir cansinamente un dato sin corroborar o sin dejar al menos espacio para que el invitado explique lo que se le cuestione, no dejan hablar!

La falta de respeto, las  repetidas acusaciones hasta el cansancio inducidas, por los medios de comunicación masiva,  no debe ser nuestro lema. Tenemos que ponernos a la altura y los españoles de a pie debemos exigir programas de calidad. Debates para iluminar donde cada uno de nosotros podamos sacar conclusiones de si es mas convincente tal o cual partido con sus propuestas y cómo lo harán.

Si vamos a exigir y mirar con lupa, debemos hacerlos a TODOS! Y por favor respetemos a los profesionales, aunque no estén en sintonía con nuestra ideología.

Quiero ver un debate serio y respetuoso, con argumentos sólidos, ¿Por que piensa que puede ser viable? ¿Por qué cree que es imposible aplicarlo en España? QUEREMOS SABER….

PD: A todos mis lectores y lectoras pido disculpas por mis exabruptos pero no siempre podemos estar con el #happyfriday  y la carita feliz en el perfil, esta es la otra realidad que  muchos communities también sufrimos porque si el país no sale adelante tampoco tenemos capacidad de acción en nuestra profesión y menos porque en España hay poca cultura o poco se valora este tipo de oficios. La competencia desleal es el pan de cada día y no puedo reprochar nada porque cada uno sufre sus circunstancias personales o familiares que les impulsan a buscarse la vida como pueden